Back to All Events

¡No Más Pañales! con Elsa Arenas

¡Algunos usan el baño antes de cumplir un año!

¿Sabías que? En los EE.UU., un niño promedio usa entre 8,000 a 10,000 pañales desechables (con un costo de $2,500) antes de aprender a usar el baño. Cada año, sus padres o cuidadores tiran al basurero aproximadamente 18,000,000,000 (18 mil millones) de pañales.

Si nuestras abuelas o bisabuelas lograban enseñarnarle a sus peques a usar el baño antes de cumplir un año, ¿por qué no nosotros también? Es tan simple como conectarnos, de pura verdad. ¡Confiemos en nuestras capacidades genuinas de madres/padres y cuidadores!

¡Confiemos en nuestros pequeños! ¡Hagámoslo por nuestros hijos, por nosotros, por la Madre Tierra y por las futuras generaciones!

Este taller nos enseñará a desarrollar la cooperación empática con nuestros bebés. Abrirá puertas para descubrir, intuir y escuchar la sabiduría innata del pequeñ@. Además, afinaremos nuestros sentidos para observar y distinguir:

  • cuándo tiene sed o hambre,

  • cuándo tiene frío o calor,

  • cuándo está con sueño,

  • cuándo tiene gases,

  • cuándo está rechazando algo,

  • cuándo desea eliminar (orinar o evacuar).

Aprende a descifrar el lenguaje del bebé para poder, con sumo respeto, enseñarle a usar el baño alegremente (Comunicación de Eliminación- EC). Disfrutaremos de cuentos, rimas y canciones para la hora de hacer pipí o popó. Identificaremos nuevas rutinas alegres y materiales adecuados.

Sobre la facilitadora:

Elsa Arenas: madre, educadora maestra, consultora, mentora y facilitadora. Su trabajo está inspirado en el movimiento Waldorf, la antroposofía y el enfoque Pikler.

Cuenta con más de 23 años de estudios avanzados y experiencia con niñ@s, padres, colegas y comunidades en América del Norte, Puerto Rico, Hungría, Nicaragua, México y Colombia. Está comprometida con la misión educativa de Rudolf Steiner y las enseñanzas de Emmi Pikler como caminos para originar cambios sanadores en nuestra sociedad.

La historia de Elsa Arenas detrás de este taller:

Screen Shot 2019-03-18 at 10.28.05 AM.png

“Cuando tuve a mi primera hija Catalina, sabía que debería usar pañales de tela para no crear aún más basura que contaminaria el planeta. Investigué sobre el daño que le causarían los químicos usados en los pañales desechables y sabía que le causarían malestar. Decidí usar pañales de algodón orgánico para así apoyar a los agricultores ecológicos, y a la vez proteger a mi hijita del contacto con los venenos usados en la producción del algodón convencional. Sin embargo, no me había imaginado lo costoso que sería usar pañales de algodón. Representaba un trabajo enorme lavarlos todos los días, además de los gastos de agua, detergente y electricidad.

Entonces, mi madre me sorprendió al ofrecerme consejos y guía, los mismos que mi abuela le había brindado a ella. Apliqué su sabiduría ancestral para enseñar a mi hija a usar una bacinilla (potty) y así dejar los pañales. Fue hermoso poder ver a mi mamá con nuevos ojos al reconocer el valor de su conocimiento práctico. A la vez, me sentí empoderada al lograr enseñar a Catalina a usar su bacinilla. Este proceso me dió mucha confianza como madre, y la comunicación íntima con mi hija nos acercó profundamente. A través de la empatía, siempre nos encontrábamos conectadas en el aquí y en el ahora.

Con mi segunda hija Gabriela, el proceso fluyó desde mi propia experiencia, y Catalina me apoyó inmensamente. Entonces las tres creamos un círculo de complicidad y apoyo. Dejar los pañales fue una decisión sanadora y amorosa para todas. Después de cursar estudios avanzados, recibir varias becas y trabajar por más de 23 años con -y por- los niños, entiendo que dejar los pañales siempre será un compromiso ético y moral para todos nosotros, y para nuestra Madre Tierra”.

FECHA: Domingo, 7 de abril

HORARIO: 10:00 a.m. a 3:00 p.m.

INVERSIÓN: $45 por persona | $65 por pareja (cupo limitado)

NOTA: Haremos almuerzo comunitario, cada cual lleva para compartir, preferiblemente opciones vegetarianas. Favor traer mat de yoga y vestir con ropa cómoda. El taller es solo para padres y cuidadores. NO es una actividad para niños.